Irán eleva el enriquecimiento de uranio para presionar a la UE

Teherán ha cumplido con su órdago. Sesenta días después de advertir que reduciría escalonadamente sus compromisos con el pacto nuclear, de no tomar Bruselas medidas para hacer valer los suyos, Irán ha anunciado este domingo que enriquecerá uranio por encima del límite que marca el acuerdo de 2015. Esto es, por encima del 3,67%. El Gobierno iraní ha matizado que la puerta para la diplomacia está abierta, pero que, de no haber cambios significativos, podría dar nuevos pasos en dos meses. Este nuevo jirón al acuerdo nuclear lo empuja un poco más hacia el abismo y suma en la escalada de tensión que mantienen estadounidenses e iraníes.

«Nuestro ministro de Exteriores ha enviado una carta a [la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini] en la que se le informa de los detalles», ha precisado su número dos, Abbas Aragchi. «La reducción de nuestros compromisos con el pacto es acorde con nuestro deseo de protegerlo, en vez de destruirlo. Este curso determina nuestra presencia dentro del pacto. Respetamos a quienes lo cumplen. Con 60 días más, damos tiempo para la diplomacia y para hallar soluciones«, ha añadido.

En rueda de prensa conjunta con Aragchi, el portavoz de la Agencia de la Energía Atómica de Irán, Behruz Kamalvandi, no ha especificado a qué nuevo porcentaje se enriquecerá uranio. Pero sí ha dicho que el proceso se iniciará inmediatamente, y ha dado pistas: «En una primera fase produciremos combustible para centrales eléctricas, pero podemos seguir una tendencia ascendente». El reactor de Bushehr, destinado a la producción de electricidad, requiere un porcentaje del 5%; una bomba nuclear requiere por encima del 90%.

El también conocido como Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC) supuso que Irán renunciara por escrito a fabricar el arma nuclear y adoptase una serie de medidas, que limitaban el enriquecimiento de uranio para la producción de energía nuclear y la investigación con fines pacíficos. A cambio, el resto de firmantes – Rusia, China, EEUU, Alemania, Francia, el Reino Unido y la UE en conjunto – se comprometían a levantar todas las sanciones y facilitar el restablecimiento de lazos comerciales con Irán.

Donald Trump, apelando a lo que definía como una «influencia maligna en la región» de Irán, se retiró en 2017 del pacto que su predecesor, Barack Obama, ayudó a forjar. Además, reimpuso unas sanciones draconianas que han hecho gran mella en la población al imposibilitar, por ejemplo, que Teherán venda crudo. Las empresas europeas, sujetas a sanciones secundarias, se han visto así obstaculizadas para comerciar con Irán. Europa, al mismo tiempo, se ha visto privada de un proveedor potencial de petróleo y gas.

La reducción escalonada de compromisos iraníes con el PAIC, que este domingo tiene un nuevo episodio, responde a lo que Irán ve como una falta de voluntad de la UE para plantar cara a las sanciones de Trump. «Creemos que el PAIC es un documento internacional creíble que reconoce Irán como poder nuclear», ha dicho Aragchi. «Llamamos a mantenerlo, pero nuestras demandas deben ser correspondidas», ha seguido. «Si los países europeos fallan al cumplimiento de sus compromisos, nuestra tendencia continuará».

Varios líderes europeos han advertido a Irán contra pasos como el del domingo, y han emitido comunicados de apoyo al PAIC. Irán les ha respondido que «queremos hechos, no palabras». El mayor esfuerzo europeo en esta línea es Instex, un mecanismo que facilita intercambios comerciales entre Irán y la UE, empleando un método de trueque que permite sortear las sanciones estadounidenses a las transacciones de divisa. Precisamente este fin de semana Instex ha arrancado en modo de pruebas.

Por su parte, el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, amenazó este domingo a Irán con más sanciones por haber comenzado a enriquecer uranio a una pureza superior al 3,67 %, lo que supone una violación del acuerdo nuclear de 2015. En un mensaje en la red social Twitter, Pompeo afirmó que «la última expansión del programa nuclear de Irán llevará a más aislamiento y más sanciones». «Las naciones deben restaurar el estándar mantenido durante largo tiempo que fijaba que Irán no podía enriquecer (uranio) dentro de su programa nuclear. El régimen de Irán, armado con armas nucleares, representaría un peligro aún mayor para el mundo», manifestó el titular de Exteriores.

Abbas Aragchi ha valorado positivamente el sistema Instex pero, como han hecho anteriormente otros dirigentes iraníes, ha criticado que este sólo permita comerciar con bienes no sancionados por EEUU, es decir, que no pueda usarse para su principal fuente de ganancias. Instex sólo es útil «si Europa nos compra crudo o habilita líneas de crédito», ha dicho. «Que los europeos crean este mecanismo es valioso desde el punto de vista político, pero si no hay interés económico no es aceptable para nosotros».

El paso dado por Irán espolea un escenario de tensión en el que las pocas iniciativas diplomáticas lanzadas hasta el momento han resultado aparentemente fútiles. Tras los movimientos de países como Japón, Omán e Irak, en busca de calmar las aguas, este fin de semana ha llegado el turno de Francia. Según anunció el Elíseo este sábado, Emmanuel Macron mantuvo una conversación telefónica con el presidente iraní, el centrista Hasan Rohani, en la que acordaron sentar las bases de un diálogo nuclear con Irán. El esfuerzo podría materializarse el 15 de julio, precisó Francia.

El viceministro de Exteriores iraní ha confirmado el diálogo entre los dirigentes, que ha calificado de «bueno». «Los países europeos, Rusia y China están tratando abiertamente de buscar una solución», ha subrayado. «No es una tarea fácil, debido a la política adoptada por EEUU de ‘máxima presión’. Pero hay voluntad», ha zanjado.

Jaime Medina

Jaime Medina (jaime@diariointegracion.com): Jaime es el principal escritor de este sitio web. Tiene una gran comprensión de los problemas que enfrenta España y le encanta la cultura española.
Jaime Medina

Sobre Jaime Medina

Jaime Medina (jaime@diariointegracion.com): Jaime es el principal escritor de este sitio web. Tiene una gran comprensión de los problemas que enfrenta España y le encanta la cultura española.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *